El Centro para el Turismo Responsable –CREST- y el Consejo Global de Sustentabilidad Turística –GSTC- concluyen diagnóstico en el sur de Sinaloa

TURISMO SUSTENTABLE_MAZATLAN

* CODESIN, SECTUR  y CONSELVA, impulsan el proyecto Corredor Turístico Competitivo y Sustentable del Sur de Sinaloa

Mazatlán, Sinaloa, marzo 10 de 2016.- Luego de un proceso de diez días de diagnóstico del Sur de Sinaloa, por parte del Centro para el Turismo Responsable –CREST- con sede en Washington, y del Consejo Global de Sustentabilidad Turística –GSTC-; que se realiza con el fin de impulsar el proyecto de desarrollar en esta región, un destino turístico competitivo y sustentable.

CODESIN, SECTUR y CONSELVA presentaron el 18 de febrero la primera etapa del proyecto Corredor Turístico Competitivo y Sustentable del Sur de Sinaloa, con el objetivo de desarrollar proyectos y estrategias que potencialicen la actividad turística en la zona sur del estado para incrementar su rentabilidad, con mejores estándares de calidad, y convertirlo en un destino competitivo y sustentable a partir de criterios e indicadores internacionalmente reconocidos.

Desde hace algunos años CODESIN, junto con la SECTUR estatal y organizaciones de la Sociedad Civil como CONSELVA, impulsan un proyecto para desarrollar en el mediano plazo en los municipios del Sur del estado, productos turísticos que respondan a los criterios mencionados, en coordinación con el Center for Responsable Travel–CREST- y el Global Sustanaible Tourism Council –GSTC-.

El proyecto “Corredor Turístico Competitivo y Sustentable del Sur de Sinaloa” cuya marca comercial se encuentra en proceso de definición, responde a la necesidad de ampliar y diversificar la oferta turística de Mazatlán, complementando y contribuyendo al desarrollo económico y social de los otros cuatro municipios del sur del estado, San Ignacio, Concordia, El Rosario y Escuinapa, aprovechando sus atractivos y productos turísticos por una vocación compartida; todo ello, tomando en cuenta los criterios de sustentabilidad universalmente aceptados, para lograr un crecimiento turístico competitivo que conserve para las futuras generaciones el entorno ambiental y cultural existente.

Cabe destacar que entre el mes de abril y mayo de este año, se presentará el informe final de CREST-GSTC, del trabajo realizado entre el 17 y el 27 de febrero de 2016 por los expertos de estos organismos internacionales, a través de talleres con representantes del sector turístico, empresarial, productivo y gubernamental de los cinco municipios del sur del estado.

El reporte previo señala lo alcanzado hasta el momento, así como insuficiencias que reclamarán soluciones de infraestructura por ejemplo para el tratamiento de aguas residuales, desechos sólidos y gestión de gases contaminantes y su impacto en el cambio climático, y otras necesidades relacionadas con la gestión de un destino turístico con requisitos de competitividad sustentable, así como otras acciones de gestión para alcanzar el objetivo propuesto.

Este proyecto se contempla en la “Alianza por la Competitividad” que se impulsa desde el CODESIN  como una agenda para el crecimiento y el desarrollo de Sinaloa, proponiendo mejorar la competitividad del territorio, generando proyectos de valor agregado a las actividades económicas en el estado, con la participación de Gobierno, empresarios, academia y sociedad.

El proyecto involucra al sector turístico y demás sectores económicos que se desarrollan en la región (agricultura, ganadería, pesca, minería, silvicultura y otros), y la sociedad civil, con énfasis en las comunidades que viven en la región donde están los atractivos naturales y artificiales que deben ser la base de los nuevos productos turísticos, de los cuales recibirán sus beneficios.

La participación activa de otros segmentos de la sociedad civil como las organizaciones no gubernamentales y las instituciones académicas y de investigación, deben contribuir al monitoreo necesario, para que los desarrollos futuros sean realmente sustentables y se conserve el entorno, parte del cual está inscrito en áreas naturales protegidas, poblados de alto valor histórico y cultural y otras áreas de la región.

La siguiente etapa del proyecto, es la de la planeación de las acciones que deben efectuarse para satisfacer los criterios de sustentabilidad internacionales, que permitirán el desarrollo competitivo del destino.

Los comentarios están cerrados.